Logo da Pinacoteca

Apoie

Logo da Pinacoteca

Arte no Brasil

uma história na Pinacoteca de São Paulo

15 Oct 2016
31 Dic 2019

15 OCT 2016
31 DIC 2019

La Pinacoteca del Estado de São Paulo presenta su nueva exposición prolongada Arte en Brasil: una historia en la Pinacoteca São Paulo, que ocupa todo el segundo piso del edificio de la Avenida Tiradentes con obras de su colección, y marca una nueva y destacada etapa en el centenario recorrido de la Pinacoteca del Estado, que integra la red de museos de la Secretaría de Estado de Cultura. Ella sucede a la muestra que fue abierta en el mismo espacio en 1998, al final de la restauración del edificio, y que permaneció en cartel hasta diciembre de 2010, cumpliendo un papel fundamental en el fortalecimiento de la institución.

El objetivo central de esta muestra es ofrecer al público una lectura de la formación de la visualidad artística y de la constitución de un sistema de arte en el Brasil, desde el período colonial hasta mediados de los años 1930, concentrándose en las obras que componen la colección del museo. “Obedeciendo un orden cronológico, la exposición se articula a partir de dos ejes temáticos, esenciales en la constitución y
comprensión del desarrollo de las prácticas artísticas en el país. Por un lado, la formación de un imaginario visual sobre Brasil – el conjunto de imágenes sobre él, sus relaciones y los sentidos que producen. Por otro, la formación de un sistema de arte en el país – enseñanza, producción, mercado, crítica y museos – iniciado con la llegada de la Misión Artística Francesa, la creación de la Academia Imperial de Bellas Artes y del programa de pensionado artístico. El recorrido de las salas presenta los desdobles de esta historia, sus personajes y realizaciones…”, afirma Ivo Mesquita, curador jefe de la Pinacoteca del Estado. En la perspectiva de la misión institucional, pretende también ofrecer a los visitantes una experiencia cualificada de relación con las obras expuestas, usando una serie de propuestas educativas que busca explorar múltiples contenidos de lectura, así como sugerir relaciones con el edificio y sus memorias.

La exposición está formada por aproximadamente 500 obras, entre pinturas, esculturas, dibujos, grabados y fotografías, creados por artistas fundamentales para la historia del arte brasileño de ese período, como Debret, Taunay, Facchinetti, Almeida Junior, Eliseu Visconti, Pedro Alexandrino, Candido Portinari, Lasar Segall, entre otros. De este total, cerca de 300 obras pasaron por proceso de Conservación y Restauración, durante el último año, realizado enteramente por el equipo técnico del museo. El espacio expositivo fue totalmente adaptado, incluyendo el cambio del piso y los sistemas de apertura de las puertas, y la mejora de los sistemas de climatización, iluminación y seguridad.

El recorrido expositivo se extenderá por 11 salas. Otras cuatro, localizadas en los extremos del edificio, albergan exposiciones temporales que ofrecen perspectivas sobre artistas, movimientos, períodos históricos o contrapuntos contemporáneos, relacionados a la exposición prolongada. La muestra también alberga algunas propuestas educativas, que indican otras posibilidades de lectura e interpretación de las obras expuestas. En paredes de color gris, Arte en diálogo trae trabajos de artistas modernos y contemporáneos, también de la colección del museo, seleccionados por el Núcleo de Ação Educativa para establecer relaciones con cuestiones tratadas por las obras expuestas en cada sala. Un Sala de Lectura coloca a disposición material bibliográfico y documental sobre la historia de la Pinacoteca de São Paulo y del arte en Brasil. La Sala de Interpretación, en otro momento del trayecto, ofrece la posibilidad de explorar aspectos de la memoria del lugar y del individuo, de las visitas al museo y a la exposición a partir de elementos interactivos, que registran presencias e impresiones en el contexto de la muestra. En los pasillos, el conjunto de vitrinas puntúa y comenta, con piezas singulares de la colección, la narración en el interior de las salas de exposiciones. En este mismo espacio está la Galería Táctil de Esculturas Brasileñas, formada por 12 obras que fueron elegidas para que visitantes deficientes visuales puedan apreciarlas de modo autónomo, tocándolas y recibiendo informaciones mediante etiquetas y textos en doble lectura (tinta y Braille), además de guía en audio. La selección de las obras fue realizada considerando la indicación del público deficiente visual que participó de visitas orientadas a la colección del museo en los últimos cinco años. Además de eso, dimensión, forma, textura y diversidad estética, que facilitan la comprensión y apreciación artística de esas obras al ser tocadas, fueron otros criterios adoptados para la elección de las esculturas.

La concretización de esta iniciativa sólo fue posible gracias a la colaboración de las Colecciones Artísticas de los Palacios del Gobierno del Estado de São Paulo, de la Fundação Crespi Prado y de la Colección de Arte de la Ciudad, del Centro Cultural São Paulo – Secretaría Municipal de Cultura, que cedieron obras de sus colecciones, imprescindibles para la construcción de los guiones de curadoría propuestos. Dos fuentes de recursos del Gobierno del Estado de São Paulo permitieron integralmente la realización de este proyecto: el Fundo Estadual de Defesa dos Interesses Difusos – FID (FID – Fondo Estatal de Defensa de los Intereses Difusos), de la Secretaría de Justicia y de Defensa de la Ciudadanía, y fondos destinados por la Secretaría de Estado de Cultura.

Más que una contribución para la historia del arte en Brasil, un ejercicio de museología
social y una práctica de acción educativa responsable, la exposición Arte en Brasil: una historia en la Pinacoteca São Paulo es un paso decisivo en el compromiso del museo de volver realidad el derecho individual de cada ciudadano brasileño de tener acceso efectivo a su patrimonio cultural preservado.

Recorrido expositivo:

Sala 1 – La tradición colonial
Las obras contraponen la tradición artística de Brasil colonial, tan estrechamente relacionada a la temática religiosa, a la imaginación europea en relación al país. La breve ocupación holandesa en el noreste daría origen a las primeras pinturas que buscan reproducir el ambiente natural del país según las tradiciones de la pintura de paisajes europea.

Sala 2 – Los artistas viajantes
La sala reúne una selección de pinturas de paisaje ejecutadas por artistas extranjeros entre 1820 y 1890, aproximadamente. Son estos artistas, generalmente llamados “viajeros”, los responsables por introducir en el ambiente artístico brasileño géneros ya consagrados del arte europeo, como el paisaje y la naturaleza muerta.

Sala 3 – La creación de la Academia
Las obras de Jean-Baptiste Debret, Nicolas Taunay y Zéphéryn Ferrez, artistas de la Misión Francesa de 1816, indican la creación de la academia de bellas artes en Río de Janeiro y la instauración, consecuentemente, de un nuevo sistema artístico, basado en el modelo francés. Esta academia forma generaciones de artistas, representados por Agustín José da Motta y Pedro Américo, entre otros, responsables por la difusión de la regla académica, que establece nuevos patrones de gusto al ambiente artístico en Brasil.

Sala 4 – La Academia al final del siglo
La sala presenta obras de Rodolfo y Henrique Bernardelli, así como de otros profesores y alumnos de la Academia en el período entre 1890 y 1915, como Zeferino da Costa, Belmiro de Almeida y Pedro Weingärtner.

Sala 5 – La enseñanza académica
La sala propone una reflexión a respecto del sistema de enseñanza en las academias de bellas artes, abordando algunos de sus aspectos principales, abordando algunos de sus aspectos principales: el ejercicio del dibujo; los estudios del cuerpo humano; las copias de pinturas de los grandes maestros y el viaje a Europa como premio de la principal competición propuesta por la institución.

Sala 6 – Los géneros de pintura
La sala reúne brasileños de los cuatro géneros propuestos por la enseñanza académica – naturaleza muerta, paisaje, retrato y pintura histórica – indicando el alcance y la longevidad del modelo francés difundido por las academias del mundo.
João Baptista da Costa | Quaresmas, c.1910

Sala 7 – Realismo Burgués
La Academia es la base de un sistema artístico que presupone el mecenas. Es inevitable que la producción académica refleje, consecuentemente, valores importantes para determinadas clases sociales. A finales del siglo XIX, las obras de Almeida Junior, Eliseu Visconti y Oscar Pereira da Silva, entre otros, reunidas en esta sala, revelan la consolidación de un gusto típicamente burgués en Brasil.
Almeida Júnior | Lectura, 1892

Sala 8 e 9 – De las colecciones al museo
Estas salas reúnen obras provenientes de algunos de los grandes lotes de donación que vinieron a constituir la colección de la Pinacoteca del Estado, como el de la Familia Azevedo Marques (1949), Familia Silveira Cintra (1956), Alfredo Mesquita (1976/1994), entre otros.

Sala 10 – Un imaginario paulista
La sala propone una reflexión sobre la imagen que São Paulo busca proyectar sobre sí a partir del final del siglo XIX. Los cuadros en que Almeida Junior propone la tipificación del
campesino paulista son opuestas a imágenes de la transformación del paisaje urbano de São Paulo.

Sala 11 – Lo nacional en el arte
Reuniendo obras de varios períodos, la sala destaca una cuestión que atraviesa todo el siglo XIX brasileño, permaneciendo como indagación aún para artistas e intelectuales del modernismo paulista: la creación de un ideario nacional en las artes.

129991180578382739_1129991180655207133_2129991180703979923_3129991180762613276_4129991180834237373_5129991180883010163_6129991181089591979_9129991181145255162_8129991181352947042_7129991181443022194_10129991181585830362_11129991181640613495_12129991181699826882_13129991181762300455_14129991181824294001_15129991181886217543_16129991181952221318_17129991182032295898_18129991182096779586_19