Logo da Pinacoteca

Apoye

Logo da Pinacoteca

Paisaje en las Américas: Pinturas de Tierra del Fuego al Ártico

27 Feb 2016
29 May 2016

27 FEB 2016
29 MAYO 2016

A partir del 27 de febrero, la Pinacoteca del Estado de São Paulo, museo de la Secretaría de Cultura del Estado de São Paulo, recibe una de sus principales exposiciones de 2016: Paisaje en las Américas: pinturas de Tierra del Fuego al Ártico, que estuvo recientemente en cartel en la Art Gallery of Ontario, en Toronto, Canadá, y en el Crystal Bridges Museum of American Art, en Bentonville, EE.UU.

La muestra nació de una sociedad exclusiva firmada en 2010 entre la Pinacoteca de São Paulo, la Art Gallery of Ontario y Terra Foundation for American Art (Chicago, EE.UU.). La exposición traerá a Brasil 105 obras de grandes artistas del continente americano, como los brasileños Tarsila do Amaral y Pedro Américo, los americanos Frederic Church y Georgia O´Keeffe, los mexicanos José Maria Velasco y Gerardo Miurillo – el Dr. Atl -, además de los canadienses Lawren Harris y David Milne, el venezolano Armando Reverón, el uruguayo Pedro Figari, entre otros, que podrán ser admirados juntos por primera vez.

Con curadoría firmada por Valéria Piccoli, Georgiana Uhlyarik y Peter John Brownlee, esta es la primera exposición a analizar la pintura de paisajes desde las primeras décadas del siglo XIX hasta el inicio del siglo XX, usando un contexto panamericano. Ella está organizada por temas y destaca la producción artística de Argentina y de la región del Río de la Plata, de países andinos como Chile, Ecuador, Venezuela, Brasil, México, Estados Unidos y Canadá, donde la presencia de la pintura de paisaje fue más expresiva.
“Durante este período, la pintura de paisaje fue el medio primordial para la articulación de concepciones simbólicas relacionadas al territorio, volviendo visible la propiedad sobre él en la formación de los estados nacionales. Gradualmente, la pintura de paisaje reveló un cambio de actitud con respecto al territorio, figurando la constitución de identidades culturales basadas en un sentido de pertenencia a un lugar particular. Es posible identificar esas transformaciones a medida que camina por la muestra”, explicó Piccoli, curadora jefe de la Pinacoteca.

El proyecto es ambicioso e involucró una red de instituciones, académicos y patrocinadores de toda América. En la página picturingtheamericas.org, es posible conocer a todos los miembros del comité científico del proyecto, además de detalles sobre la muestra. “En abril de 2012, organizamos un encuentro de los curadores, especialistas y consultores, y participamos de otros eventos académicos en los últimos tres años. Los profesionales involucrados son reconocidos, y sus contribuciones han sido vitales para la calidad del trabajo, que podrá ser visto ahora por el público brasileño”, completó Piccoli.
La muestra sigue en cartel hasta el 29 de mayo de 2016, en el primer piso de la Pinacoteca – Praça da Luz, 2. La visitación puede ser realizada de miércoles a lunes, de 10h a 17h30, con permanencia hasta las 18h – y la entrada cuesta R$6 (entrada íntegra) y R$ 3 (media entrada). Niños menores de 10 años y adultos con más de 60 años no pagan. Los sábados, la entrada es gratis para todos los visitantes.

La exposición tiene patrocinio de Terra Foundation for American Art, del GRUPO SEGURADOR BANCO DO BRASIL E MAPFRE y de Ambev, y apoyo del Consulado General de Canadá y de la Cámara de Comercio Brasil-Canadá (CCBC).

LOS TEMAS
El objetivo principal de la exposición es transponer las fronteras nacionales y colocar en diálogo artistas de todas las partes del continente. La muestra está organizada con base en seis temas, que buscan enfatizar aspectos que son comunes a la historia de todos los países americanos. “Terra Ícone Nação”, (Tierra Icono Nación) por ejemplo, presenta una selección de siete pinturas icónicas que demuestran cómo, a medida que las naciones de América se volvían independientes, algunos paisajes fueron elegidos como representantes de una identidad nacional. Es el caso de la bahía de Guanabara para Brasil, del valle México para este país o de la frontera oeste para Estados Unidos. Esas pinturas vuelven visibles las identidades nacionales como fueron elaboradas durante el siglo XIX.

“Do Campo para o Ateliê” (Del Campo Al Estudio) reúne dibujos y pinturas que resultan de expediciones científicas que recorrieron y exploraron las más remotas regiones de las Américas, inspirándose en las publicaciones del naturalista Alexander von Humboldt. Los artistas como el alemán Johann Moritz Rugendas, el canadiense Paul Kane y el estadounidense Thomas Moran, con sus imágenes majestuosas de los densos interiores de la selva tropical o de los picos helados del Ártico, ejemplifican el espíritu de investigación de la naturaleza que orienta la producción de pinturas de paisaje durante el siglo XIX.

Los cuadros reunidos en “Batalhas Fronteiras Territórios” (Batallas Fronteras Territorios) nos muestran cómo los artistas imaginaron la historia a menudo violenta y conflictiva de las disputas territoriales que marcan las definiciones de las fronteras americanas, tanto entre naciones, como entre naciones y los pueblos indígenas del continente. En ellas, el territorio surge él mismo como personaje, enfatizando la creación de los mitos y simbologías nacionales.

“A Terra como Recurso” (La Tierra como Recurso) presenta pinturas que hacen referencia a las abundantes riquezas de las Américas – el suelo fértil, la madera, los minerales, entre otros – que glorifican el dominio del hombre sobre el mundo natural. Pinturas de granjas de café, de extracción de madera e incluso de recolección de hielo en Canadá componen ese núcleo, con visiones románticas del mundo del trabajo y de la explotación de los recursos naturales.

En cambio, «A Terra Transformada» (La Tierra Transformada) apunta a la emergencia de la modernidad, que disipa el gusto por las formas industriales, resonando las formas naturales. Las obras del mexicano Juan O’Gorman, del uruguayo Torres-García y de la brasileña Tarsila do Amaral ejemplifican la predominancia del paisaje urbano – con sus puertos, fábricas y chimeneas – en la pintura de principios del siglo XX, desmantelando la estética y las convenciones artísticas del siglo anterior.

La muestra termina con “Ícone Nação Ser” (Icono Nación Ser) que, espejando la sección inicial, reúne siete obras que manifiestan respuestas individuales de los artistas frente a la naturaleza y a la belleza del territorio. Son lugares que los artistas conocían bien, donde proyectan sus memorias y experiencias en el sentido de expresar un profundo sentimiento de pertenencia. El litoral venezolano representado por Armando Reverón y los paisajes de Nuevo México de la americana Georgia O’Keeffe son ejemplos a destacar en ese conjunto.

CATÁLOGO
Con ediciones en inglés, español y portugués, el libro editado por los curadores de la exposición contiene 260 imágenes a colores y será vendido a partir del 27 de febrero en la tienda de la Pinacoteca. El material incluye también ensayos de 45 autores invitados.

Créditos